domingo, 1 de mayo de 2016

1ero de mayo: recordando a los mártires de Chicago

Retorno del mercado esta mañana de domingo soledado y una vecino me saluda deseándome un feliz día del trabajo. Fue un abrazo sincero, con afecto y una añoranda viejas luchas sindicales. "Ya nadie conmemora esta fecha". Me dijo nostálgico. Y es que hemos pasado a convertir estos momentos de reflexión y movilización en simples saludos afectivos.

No esta mal, vale el saludo y la mención. Más todavía si es un saludo sindicalista. Pero debemos pensar cuánto hemos avanzado en derechos laborales en nuestro país y cómo atender la demandas de tantos trabajadores agrupados en diferentes regímenes laborales.

Necesitamos hoy más que nunca una Ley General del Trabajo. Es urgente que se respeten los derechos y conquistas laborales que hemos perdido en los últimos años. Solo así podremos disfrutar de un auténtico día del trabajador con dignidad.

Un abrazo a todos los peruanos y peruanas trabajadores que con su esfuerzo hacen crecer a este país que tanto amamos.

¡Vival el 1ero de mayo!